contraste
icono-correo2.png
Viernes, 22 Noviembre 2013 15:49

Centro Don Bosco y Secretaría de Educación deberán renovar convenio

  •  La Juez consideró que el traslado de los estudiantes viola su derecho a  la  educación, pues no es lo mismo ser bachiller técnico que académico.
  • Dijo también que si esta es la “Bogotá humana”, por eso mismo deben ampararse los derechos humanos de los menores afectados.
  • El beneficio del fallo cobija a 142 estudiantes.

 


La Personería de Bogotá ganó una acción de tutela contra la Alcaldía Mayor, la Secretaría de Educación Distrital (SED) y el Instituto Técnico Industrial Centro Don Bosco, en representación de 142 alumnos de ese centro educativo, por la presunta vulneración de sus derechos fundamentales a la educación y al debido proceso.

El recurso fue interpuesto por el personero distrital, Ricardo María Cañón Prieto, en razón a que los estudiantes afectados son menores de edad y a petición de algunos padres de familia del citado colegio, quienes lo enteraron de la decisión que había tomado la SED de dar por terminado el convenio con ese claustro, lo cual iba en  contra de los derechos de sus hijos.

La historia

Por medio de las Resoluciones 1079 y 1391 del 12 de junio y 31 de julio de 2013 respectivamente, la SED convocó y conformó el banco de colegios  oferentes para prestar el servicio de educación durante 2014, proceso en el cual participó el Instituto Técnico Industrial Centro Don Bosco.

El colegio fue excluido de la lista de elegibles. La razón que expuso la SED fue que en la UPZ 108 Jardín Botánico, a la cual pertenece el plantel, hay cupos escolares suficientes para atender la demanda.

Así las cosas la SED procedió a asignarles a los estudiantes en colegios oficiales cercanos a sus residencias, para lo cual dio tres opciones a los padres de familia, para que eligieran entre ellas.

 El fallo de la Juez

La Juez 76 Penal Municipal con funciones de Control de Garantías, autoridad que tuvo a su cargo el análisis y decisión del caso, encontró que si bien los colegios distritales cumplen con los principios básicos de la educación de disponibilidad, accesibilidad y adaptabilidad, no sucede lo mismo con el requisito de aceptabilidad, pues en esos establecimientos no se dictan clases  en ninguna de las áreas técnicas que los 32 estudiantes de octavo grado, 39 de noveno y 71 de décimo, afectados con la decisión, venían recibiendo.

Es decir: Técnicas en música, dibujo técnico, electrónica y electricidad, ortesis y prótesis, ebanistería, mecánica automotriz y artes gráficas, lo cual significa que se graduarían bachilleres con conocimientos y capacidades técnicas diferentes a las de un bachiller académico.

Destacó también la Juez 76, Luz Ángela Corredor Collazos, que los citados  educandos venían siendo subsidiados en el Instituto Don Bosco, en muchos  casos porque sus padres carecen de formación académica siquiera de bachilleres, y aquéllos, con la preparación técnica que venían recibiendo, podrían desempeñarse laboralmente a futuro en una especialidad y ayudar a mejorar así los ingresos de sus familias.

Por esa razón, la Juez de Tutela consideró que el traslado de los jóvenes sí vulnera su derecho a la educación, ya que deja de lado la condición de aceptabilidad de su formación pues, al remitirlos a un colegio oficial, los priva de continuar preparándose en áreas técnicas, lo cual va en detrimento de sus  conocimientos y capacidades, con grave afectación de sus posibilidades  futuras de conseguir empleo, porque no es lo mismo un bachiller académico que un bachiller técnico en alguna de las especialidades citadas.

Concluyó también la Juez que, si el lema del Plan de Desarrollo de la   Administración   distrital es “Una Bogotá humana”, es imperioso garantizar los derechos humanos de los 142 estudiantes del Centro Don Bosco y amparar su derecho a una educación adecuada.

Así mismo, que, si el lema del sector educativo oficial es “La educación te da poder”,  los niños afectados, al graduarse de bachilleres técnicos, tendrán precisamente el poder de acceder al mercado laboral en las áreas que hayan elegido e, incluso, contarán con una mejor preparación para iniciar un programa de educación superior.

El fallo

La Juez 76 Penal Municipal, en consecuencia, ordenó a la Secretaría de Educación Distrital que en un lapso no superior a 8 días hábiles, contados a partir de la fecha de notificación del fallo, adelante lo pertinente para que se reactive el convenio con el Instituto Técnico Industrial Don Bosco, para que los 142 alumnos citados continúen sus estudios hasta lograr su graduación.

Ordenó también a la Alcaldía Mayor de Bogotá y al Instituto Don Bosco que  presten toda su colaboración para facilitar la renovación del convenio.

ComCo condición única, la Tutela señala que si el Distrito, a través de su Secretaría de Educación, puede brindar a los 142 estudiantes formación técnica en las especialidades que ofrece el Instituto Don Bosco, los jóvenes deberán trasladarse al colegio oficial que les ofrezca esos programas.

oncluyó que la decisión cobija sólo a los alumnos citados y no a otros que eventualmente puedan existir, y dejó a la SED en libertad de autorizar la  matrícula a otros alumnos en el plantel educativo Don Bosco.

 

 

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 14 Noviembre 2014 07:47