contraste
icono-correo2.png
Creado: Lunes, 19 Octubre 2015 08:24

Las cifras en salud de Bogotá son puro cuento

  • Sólo se ha cumplido 12% de metas y camas nuevas apenas llegan a 201
  • Entre 2012 y 2015 se instalaron 957 camas nuevas, pero, al tiempo, se inhabilitaron 756, lo que significa una ampliación de tan sólo 201.
  • Incongruencia en las cifras evidencia falta de transparencia con que la Administración ha venido manejando la información del sector salud.
  • Tan sólo 11 de 90 proyectos, aprobados por el Ministerio de Salud a la actual Administración, se han terminado.
  • Durante el cuatrienio se destinaron $811.468 millones para modernización de la infraestructura hospitalaria distrital, pero sólo se ejecutaron $113.928 millones; es decir, el 14%.
  • La situación afecta a 1’500.000 ciudadanos usuarios de la Red Pública Hospitalaria Distrital, que hacen parte de la población más vulnerable de la Ciudad.

La Personería de Bogotá indagó y halló que las cifras en materia de proyectos de infraestructura hospitalaria y número de camas, además de inconsistentes, resultan desalentadoras, a pesar de que, a pocos meses de finalizar su periodo, la Administración distrital viene afirmando por diversos medios que aumentó la cantidad de camas hospitalarias y que fortaleció la Red Pública Hospitalaria Distrital.

La Administración dice que ha habilitado 1.045 camas hospitalarias, pero realmente son 957, según datos delMinisterio de Salud y Protección Social. Lo cierto es que, entre 2012 y 2015, por la apertura de 957 camas, se sacaron del servicio 756, lo que significa una ampliación real de tan sólo 201 camas instaladas en la Red Hospitalaria Pública Distrital.

Ahora bien “Si la cantidad de camas habilitadas fuera la que publicita el Distrito (1.045), a la Personería no llegaría el elevado número de quejas por remisiones a alta complejidad y asignación de citas para procedimientos quirúrgicos con gran dificultad para ubicar pacientes coronarios, mucho menos sería tan grande la cantidad de tutelas que se han interpuesto para materializar el derecho a la salud” afirma el personero distrital Ricardo María Cañón Prieto.

De hecho, para verificar dichas cifras, el ente de control requirió información a la Secretaría de Salud y ésta informó que la cifra era 987. Cuando se indagó al Ministerio de Salud y Protección Social, la respuesta fue de 957 nuevas camas habilitadas, muy por debajo de las cifras del Distrito.

Esta situación evidencia la falta de transparencia con que la Administración ha venido manejando la información del sector salud, lo que impide el control ciudadano y oculta la verdadera magnitud de la problemática a la que se enfrentan diariamente los usuarios.

De otro lado, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, América Latina cuenta, en promedio, con 2 camas por cada 1.000 habitantes, mientras que Bogotá, con un total de 13.390 camas hospitalarias, tiene 1,72 camas por cada 1.000 habitantes. De este total, 3.119 pertenecen a la Red de Hospitales del Distrito (23%), lo cual significa que, para alcanzar el promedio de la región, Bogotá requeriría de 15.758 camas; es decir, la Ciudad cuenta con un déficit actual de 2.368 camas. Cabe resaltar que para la Organización Mundial de la Salud el estándar deseable es de 4 camas por cada 1.000 habitantes.

Para que se mantenga la proporción actual entre el número de camas aportadas por el Distrito y el total de ellas en la Ciudad, la Red Pública Hospitalaria Distrital debería contar con 3.611, lo cual implica un faltante de 492 camas, hecho que perjudica a la ciudadanía por la negación o dilatación en la prestación de servicios y procedimientos de salud.

De 90 proyectos sólo 11 terminados

Para la modernización de la infraestructura hospitalaria distrital a 31 de agosto de 2015, tan sólo 11 proyectos (12%) han sido terminados por la actual Administración, mientras que la mayoría, 46 proyectos (51%), aún no han sido iniciados o ya no se realizarán porque se consideran inviables. Por otra parte, hay 32 proyectos (35%) que muestran algún avance en su ejecución, la mayoría en gestión inicial, y tan sólo dos proyectos en obra.

Durante las tres últimas administraciones, se acumuló un rezago en la ejecución de obras de infraestructura en salud. De hecho, el Plan Maestro de Equipamientos en Salud, instrumento que definió las obras de infraestructura que la Ciudad debía realizar entre 2006 y 2019, estableció que debían construirse o intervenirse 9 UBA, 70 UPA, 24 CAMI, 21 hospitales y 3 centros asistenciales, para un total de 127 obras.

De éstas, sólo 16 se encuentran ejecutadas y en funcionamiento, correspondientes al 12,6% de lo programado en el Plan inicial, mientras que 86 de los equipamientos propuestos (67,7%) no están adscritos a ningún proyecto de inversión, según lo reportado por los organismos de control.

Para la ejecución de los proyectos en infraestructura y dotación en el sector salud, la actual Administración destinó un total de $811.468 millones, de los cuales, a 30 de junio del presente año, había ejecutado $113.928 millones, correspondientes al 14% del presupuesto disponible. Esta situación evidencia el bajo desempeño de la Administración para ejecutar y entregarle a la Ciudad proyectos de infraestructura en salud.

Aunque la Administración de la “Bogotá Humana” ha afirmado que una de sus prioridades es la atención en salud a la población más vulnerable, este propósito queda en tela de juicio al constatarse los precarios resultados que en materia de ampliación de la capacidad de la Red Hospitalaria ha mostrado, lo cual impacta negativamente a 1’500.000 ciudadanos que son atendidos en los hospitales públicos y que hacen parte de la población más sensible de la Ciudad.

Modificado por última vez en Lunes, 19 Octubre 2015 09:55