Imprimir esta página

Bogotá, sin protocolos de seguridad y convivencia para partidos de fútbol Destacado

Personería pide celeridad en la entrega del documento

Sin los protocolos no se podrían jugar partidos de fútbol con asistencia de público y se pondría en riesgo la seguridad de los asistentes al estadio y sus entornos. Los protocolos incluyen elementos autorizados para ingresar al estadio, horarios, ubicación de barras, restricciones y otros.

La Personera de Bogotá, Carmen Teresa Castañeda Villamizar, solicitó a la Administración distrital expedir los protocolos de Seguridad y Convivencia, Planes de Emergencia y Contingencia para los estadios Nemesio Camacho El Campín y Techo, que establecen los Decretos 1007 de 2012 (Estatuto del Aficionado al Fútbol) y 1717 de 2010 (Protocolo Nacional).

De acuerdo con el Ministerio Público Distrital, desde hace tres años no se expiden dichos protocolos. En 2016 no se realizó ninguna actividad con ese fin y en 2017 y 2018 las acciones llevadas a cabo no consolidaron la emisión del protocolo y menos aún sus actualizaciones semestrales.

Mientras los protocolos no estén debidamente aprobados, no se podrían habilitar los escenarios para partidos de fútbol con asistencia de público; además, se pondría en riesgo la seguridad de los asistentes al estadio y sus entornos.

Estos protocolos incluyen los elementos autorizados a los aficionados para ingresar al estadio, horarios, ubicación de barras, restricciones, cuándo se generan y por qué, entre otros. Además, el documento debe ser concertado con los aficionados.

Todos incumplen

La ley obliga a que estos documentos se expidan y actualicen semestralmente y lleven la firma de 3 actores: Alcalde, Comandante de Policía y presidentes de los clubes. Sin embargo, aunque la información fue solicitada desde el 2016 a la fecha, la Administración Distrital no los envió en los términos establecidos por los decretos.

La ausencia de protocolos pone en riesgo los derechos de los aficionados y genera sanciones colectivas, que afectan al hincha al no individualizarlo como lo establece la ley, poniendo en riesgo la seguridad del espectáculo con decisiones que pueden tener un alto impacto. Además, se producen sanciones sin mediar el debido proceso y se anulan los espacios de concertación de medidas que minimicen las alteraciones del orden público.

A 2019, se debieron expedir 7 protocolos como lo establece el Estatuto del Aficionado, pero no ha sido consolidado ni uno solo a pesar de que la Administración distrital entregó una documentación en la que deja claro que se han adelantado más de 14 acciones; sin embargo, el protocolo como tal aún no está consolidado.

Modificado por última vez en Mar, 11 de Jun de 2019